Yo era una Nube

Y sobre su almohada, pedacitos de sueños quedaron esparcidos. Y sus afiladas puntas cortaron la delicada tela, y de los agujeros salieron flotando pequeños pedacitos de nube. Flotaron de aquí para allá, cubriendo su cabeza y envolviéndola en sus brazos de agua.

Y luego, los pedacitos de nube, y los pedacitos de sueños inundaron la habitación. Y entonces, tomo entre sus manos el último pedacito de corazón que le quedaba, y lo puso delicadamente sobre un pedacito de nube. Y el pedacito de nube, salió flotando por la ventana, en busca de alguien que tomara ese pedacito de corazón y lo hiciera suyo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s